El fujimorismo sigue cuestionando votos y retrasa la proclamación presidencial en Perú

El equipo legal de Fuerza Popular, el partido de la candidata Keiko Fujimori, esperó hasta el último momento para presentar anoche nuevas apelaciones a actas de votación del balotaje presidencial en Perú y retrasaría aún más la proclamación del ganador, su rival Pedro Castillo, que la Justicia electoral había estimado para la próxima semana, apenas días antes de la fecha de asunción, el 28 de este mes.

El plazo final para apelar las decisiones de los Jurados Electorales Especiales (JEE), frente a los que el fujimorismo había presentado cientos de impugnaciones, terminaba ayer a las 20 (22 hora argentina) y, justo antes de esa hora, Fuerza Popular presentó 10 apelaciones nuevas.

«La presentación de estos recursos requerirá de una respuesta por parte del Jurado Nacional Electoral (JNE) mediante una resolución, lo cual demorará unos días más la proclamación de Pedro Castillo como presidente de la República», informó hoy el diario La República.

El 6 de junio pasado, la excongresista Fujimori -la hija del expresidente Alberto Fujimori, hoy preso por crímenes de lesa humanidad- y el docente y sindicalista Castillo se midieron en un balotaje presidencial que terminó con una víctima ajustada a favor de este último por poco más de 44.000 votos.

Sin embargo, el fujimorismo ha conseguido hasta ahora retrasar la proclamación oficial de la victoria de Castillo a fuerza de impugnaciones, primero, y luego apelaciones ante la Justicia electoral.

Anoche, tras presentar las últimas apelaciones, uno de los miembros del equipo legal de Fuerza Popular, Julio César Castiglioni, reconoció que Fujimori no tiene los números para ganar en el contexto actual, pero prometió que su fuerza seguirá cuestionando el escrutinio ante las máximas autoridades electorales, según reprodujo la agencia de noticias ANSA.

El abogado dijo que apelarán hasta la última acta de proclamación de resultados de los JEE dentro del sistema electoral, donde está en juego aproximadamente 5 000 votos,

porque es su derecho.

«No es problema nuestro si el proceso de proclamación se retrasa o no, es problema de quienes no quisieron dar facilidades para que se aclare el tema del fraude», argumentó

Castiglioni, pese que todas las misiones de observaciones internacionales, incluida la de la OEA, descartaran irregularidades masivas en la votación y en el escrutinio oficial.

Atentos a los que se espera sea una pronta respuesta del JNE para permitir la proclamación presidencial en tiempo y forma, otra de los miembros del equipo legal de Fuerza Popular, la abogada Lourdes Flores, adelantó que si Castillo es declarado ganador, muchos ciudadanos responderán con una serie de acciones de amparo y denuncias constitucionales.

“Fuerza Popular como institución no va a iniciar ninguna acción judicial posterior; sin embargo, al día de hoy hay no menos de 20 amparos presentados por diversos ciudadanos. (…) Yo misma como ciudadana he presentado una acción de amparo”, aseguró.

Pese al inédito retraso en la proclamación presidencial y con el apoyo expreso del Gobierno saliente de Francisco Sagasti a las autoridades electorales y el desarrollo del escrutinio, Castillo ya comenzó a preparar la transición y su asunción, que legalmente debe realizarse el próximo miércoles 28, apenas dos días después que tome juramento el nuevo Congreso, donde el fujimorismo, atomizado pero con una importante minoría del fujimorismo.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: