El cambio climático avanza en medio de la pandemia

Por Corresponsal de IPS

NACIONES UNIDAS, 9 sep 2020 (IPS) – La temperatura del planeta sigue aumentando, el agua y los ecosistemas están cada vez más amenazados y las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera permanecen en niveles récord a pesar de los cierres por la covid-19, advirtió la ONU en un nuevo informe este miércoles 9.

“Aunque muchos aspectos de nuestras vidas se han visto alterados en 2020, el cambio climático avanza de manera implacable”, afirmó Petteri Taalas, secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), una de las agencias de la ONU que preparó el informe.

Taalas subrayó que “las concentraciones de gases de efecto invernadero, cuyo nivel es el más elevado en tres millones de años, no han dejado de crecer”.

Con las medidas de confinamiento impuestas para enfrentar la covid, las emisiones de carbono disminuyeron hasta 17 por ciento durante algunos meses, pero ya se acercan a los niveles previos a la pandemia y con tendencia a crecer.

El mundo “está muy lejos de cumplir los objetivos pactados por el Acuerdo de París” sobre cambio climático, de 2015, para mantener el incremento de la temperatura mundial por debajo de los dos grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales o, mejor aún, de limitarlo a 1,5 grados hacia el año 2050, según el informe.

Las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono (CO2) siguen aumentando: en julio las estaciones de Mauna Loa (Hawai, Estados Unidos) y el cabo Grim (Tasmania, Australia) registraron concentraciones de 414,38 y 410,04 partes por millón, frente a las 411,74 y 407,83 ppm, respectivamente, del mismo mes en 2019.

A principios de junio de 2020, las emisiones mundiales diarias de CO2 de origen fósil volvieron a situarse cerca de los niveles de 2019, año en el que se alcanzó un récord de 36,7 gigatoneladas, 62 por ciento más que las registradas cuando empezaron las negociaciones sobre el cambio climático en 1990.

Se espera que la temperatura media mundial del período 2016-2020 sea la más cálida de la que se tiene constancia, aproximadamente 1,1 grados centígrados sobre la media de 1850-1900, la era preindustrial.

Para el próximo quinquenio, 2020-2024, la probabilidad de que por lo menos en un año se superen en 1,5 grados los niveles preindustriales es de 24 por ciento.

Un impacto es que hay más incendios y el hielo se derrite en los polos. En el período 2016-2019, la pérdida registrada de la masa de los glaciares superó los valores de cualquier otro quinquenio previo desde 1950. La velocidad de subida del nivel medio del mar a escala mundial se incrementó en la última década.

El Grupo Intergubernamental de Expertos Sobre el Cambio Climático (IPCC en inglés), que participó en la elaboración del informe, destacó que desde 1993 la tasa de calentamiento de los océanos se ha más que duplicado.

El océano absorbió entre 20 y 30 por ciento del total de emisiones de CO2 causadas por el hombre desde la década de 1980, se incrementó su acidificación y, desde 1950, muchas especies marinas se han desplazado en busca de hábitats adecuados en respuesta al calentamiento de las aguas y la pérdida de oxígeno.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), coredactor del informe, apuntó que “si bien todavía es posible cerrar la brecha de las emisiones, se necesitan medidas urgentes y concertadas entre todos los países y todos los sectores”.

Una parte de la solución puede provenir de energías renovables y de mayor eficiencia energética, medios de transporte con bajas emisiones de carbono y supresión progresiva del uso del carbón, sostiene el Pnuma.

Más allá del horizonte de 2030, “s e necesitan nuevas soluciones tecnológicas y un cambio gradual en los modelos de consumo a todos los niveles”, indicó el Pnuma.

En la presentación del informe, el secretario general de la ONU, António Guterres, sostuvo que “nunca había sido tan evidente la necesidad de aplicar transiciones limpias, inclusivas y a largo plazo que permitan afrontar la crisis climática y hacer realidad el desarrollo sostenible”.

Para ello, “debemos convertir la estrategia de recuperación de la pandemia en una auténtica oportunidad para forjar un futuro mejor. Necesitamos ciencia, solidaridad y soluciones”, concluyó Guterres.

A-E/HM

Más información en Inter Press Service 

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: