Economía-Derechos Humanos-Corrupción

El 29 de junio del 2015, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas adoptó. , por tercera vez luego de 2013 y 2014, una resolución relativa a los impactos negativos de la corrupción sobre la protección de los Derechos Humanos y su consecuente necesidad de formular Políticas Económicas, para que en su elaboración estén contemplados  valores consagrados en los referidos Derechos

Alfredo Oliveros. Egresado como Contador Público de: Universidad de la Rep. del Uruguay y Universidad de Buenos Aires (Argentina). Master en Economía Internacional de la Universidad de Belgrano (Argentina). Docente en Economía en distintas Universidades de América Latina. Contratado como asesor por distintos Gobiernos de América y asesor de distintos programas del BID (Banco Interamericano de Desarrollo)

A vía de ejemplo, un tema como el cambio climático, genera efectos sobre la salud, y alteraciones en los sistemas económicos, como puede ser alteraciones en los potenciales uso de la tierra y el agua. La mitigación de esos efectos debería considerar un sistema de atribución de responsabilidades. Tanto a los públicos como a los privados. Sin embargo, no ocurre así, ya que ni en el ámbito del derecho o la política económica, este tema tiene su tratamiento. Aunque en materia del Acuerdo de París. Sobre calentamiento global, hay alguna referencia a gestionar recursos para mitigar efectos, producto del cambio climático por calentamiento, no deja de ser una simple declaración.

En general, la corrupción ha estado vinculada con la impunidad. Pretendiendo que alcance un nivel de eficiencia Aunque si bien ha sido reconocida en acuerdos internacionales, como la Convención de OCDE sobre esa materia, de 1997, o la Convención de Naciones Unidas sobre corrupción del 2003, no han obtenido resultados. Aunque dichas Convenciones han condenado el enriquecimiento criminal de los responsables estatales y sus efectos negativos sobre  las comunidades, más lejos no han podido ir los países.

En el manejo del aparato estatal, la corrupción puede hacer peligrar distintos factores como –por ejemplo- el derecho a la alimentación. En algunos países, los pequeños agricultores, son expropiados de los medios de producción alimentarios. El derecho al agua, no es reconocido debidamente, ya que para ejercerlo se deben pagar tarifas, a veces  inaccesibles. En materia de salud, pueden haber grupos de individuos no contemplados ni en la atención o la provisión de medicamentos. En materia de educación, pueden quedar excluidos sectores de sociedad, mientras que otros se benefician por tener una capacidad que le es reconocida por el sistema político económico, lo que no deja de ser una forma de  corrupción.

.La corrupción afecta particularmente a los grupos vulnerables y desfavorecidos, tales como: los emigrantes, pobres, mujeres, etc. A esos grupos deben reconocerles sus derechos en contra de la discriminación protegida, para que no sufran por el resultado de una corrupción masiva, posibilitando reconocerles una igualdad de accesos a los bienes públicos y los servicios gubernamentales.

La lucha contra la corrupción ocupa un lugar importante en las Naciones Unidas de la Agenda 2030 sobre desarrollo sustentable. Tratará de « Reducción de la corrupción y la práctica de sobornos bajo cualquiera de sus formas”. Ojalá, se inicie un cambio.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: