Dispersan en el sur de México una caravana de migrantes que iba camino a EEUU

Una nueva caravana de unos 300 migrantes, la mayoría centroamericanos, que había partido ayer desde la ciudad de Tapachula, en el sureño estado mexicano de Chiapas, rumbo a Estados Unidos, fue disuelta esta madrugada por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) y de la Guardia Nacional, denunciaron los propios perjudicados y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

De acuerdo con las reseñas publicadas por los diarios Milenio y Excelsior, los migrantes fueron «dispersados» por los agentes aun cuando llevaban niños pequeños en brazos.

«Los migrantes se encontraban descansando en dicho lugar después de caminar durante 13 horas desde Tapachula. Sin embargo, al ser sorprendidos trataron de huir por la calle de Huixtla, pero muchos fueron detenidos, principalmente los que viajaban con niños», informó Milenio.

«Otros lograron evitar a las autoridades por los lados del Río Huixtla por lo que la Guardia Nacional implementó un operativo de contención para detener a los más posibles y trasladarlos al centro de migración siglo XXI en Tapachula, donde serán deportados», añadió el reporte.

Esta es la cuarta caravana migrante que las autoridades mexicanas dispersan con operativos en los últimos 20 días, donde también se han denunciado violaciones a los derechos humanos.

De inmediato, el EZLN hizo un llamamiento global a «detener la cacería» emprendida contra los migrantes por el INM y la Guardia Nacional en una intervención que incluyó «material antidisturbios».

Los migrantes fueron trasladados en furgones y algunos de ellos denunciaron golpes a manos de los agentes, y los zapatistas aseguran haber sido testigos del «trato inhumano» que el Estado mexicano les da.

El gobierno del presidente Andrés López Obrador promete sanciones a los «excesos» de agentes del INM, pero «la promesa no es sino una mentira más», dijo el EZLN.

A los agentes se les dice que «eso se dirá públicamente, para evitar la presión de la llamada opinión pública», pero que deben seguir con sus métodos de «cacería humana sin temer las consecuencias», añadió la exguerrilla mexicana.

Los zapatistas advirtieron incluso del descontento entre los agentes de la Guardia Nacional porque les dijeron que su misión iba a ser combatir el crimen organizado y ahora «los tienen como perros de presa persiguiendo a personas de piel oscura», y expresaron que sienten «bastante vergüenza» de un Gobierno, que «se dice progresista», pero que «se pliega a la política exterior de Estados Unidos», reprodujo la agencia de noticias Europa Press .

«Ésa es la instrucción: cazar a toda persona con piel de color oscuro: Detengan a cualquier pinche negro que topen, es la orden. Es toda una declaración de política exterior», dijo el EZLN.

El comunicado, suscrito por los subcomandantes «Moisés» y «Galeano» -antiguo subcomandante ‘Marcos’- convoca a organizaciones sociales como la Sexta Nacional, las Redes en Resistencia y Rebeldía o al colectivo Llegó la Hora de los Pueblos y a «las personas de buena voluntad» a brindar su apoyo para mejorar las condiciones de vida de la población migrante en México.

Las comunidades originarias zapatistas a través de sus 12 Juntas de Buen Gobierno y la Comisión Sexta Zapatista han reunido una «modesta» cantidad de dinero para aportar a alguno de los albergues u organizaciones que realizan trabajo humanitario con migrantes en Chiapas, explicaron.

El 1 de enero de 1994, el EZLN -bautizado en honor al revolucionario Emiliano Zapata- hizo su aparición en el estado mexicano de Chiapas y le declaró la guerra al Estado mexicano. Durante doce días combatieron contra los militares con un saldo de unos 145 muertos y posteriormente la iniciativa se articuló en comunidades que han sobrevivido al anuncio en 2005 del abandono de las armas.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: