Detenido el alcalde de la capital de Zimbabue por presunta corrupción y abuso de poder

Las autoridades de Zimbabue han detenido este miércoles al alcalde de la capital, Harare, por presunta corrupción y abuso de poder, en el marco de un supuesto plan para aprobar irregularmente planes sobre la venta de terrenos.

El alcalde, Hebert Gomba, es miembro del principal partido opositor, el Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), que ha afirmado en respuesta que el arresto es «inconstitucional» y que ha sido llevado a cabo por miembros de los servicios de Inteligencia.

El partido ha destacado en un comunicado que el alcalde «no fue informado de la razón de su arresto ni se le dieron sus protecciones constitucionales, tal y como contempla la ley».

Según las informaciones recogidas por el diario zimbabuense ‘The Herald’, Gomba estaría supuestamente implicado en una estafa que provocó la malversación de un millón de dólares (cerca de 864.000 euros), un caso por el que ya se han producido otras detenciones.

Por otra parte, las autoridades han imputado por «incitación a la violencia» al periodista de investigación Hopwell Chinono, que desveló recientemente un escándalo de corrupción en el seno del Ministerio de Sanidad que llevó al cese y arresto del titular de la cartera, Obadiah Moyo.

Chinono ha sido imputado junto al opositor Jacob Ngarivhume, quien fue detenido el lunes junto al periodista. Ambos han comparecido durante la jornada ante un tribunal de Harare.

La delegación de la Unión Europea (UE) en Zimbabue mostró el lunes su «preocupación» por el arresto de Chinono y reclamó su «liberación inmediata», a través de un mensaje publicado en su cuenta oficial en la red social Twitter.

«El periodismo no es un crimen, sino un pilar crucial de cualquier sociedad democrática y de la lucha contra la corrupción. Los periodistas y la libertad de expresión merecen protección», manifestó.

Por su parte, la Embajada de Estados Unidos en Harare dijo que «la intimidación política de la prensa no tiene lugar en las democracias», antes de agregar que «revelar la corrupción no es un crimen».

Chinono desveló en sus informaciones un supuesto fraude relativo a un acuerdo para el suministro de material sanitario con sobrecoste durante la pandemia de coronavirus, un artículo que derivó en el cese de Moyo por «conducta inadecuada».

Moyo fue detenido el 19 de junio en la capital, Harare y, tras comparecer ante un tribunal, fue puesto en libertad bajo fianza de 50.000 dólares. Finalmente, fue cesado el 8 de julio por el presidente del país, Emmerson Mnangagwa.

La Fiscalía responsabiliza a Moyo de conceder un lucrativo contrato a una compañía llamada Drax International por valor de unos 60 millones de dólares en equipos médicos, a sabiendas de que la compañía no era una empresa farmacéutica sino una consultora.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: