Derecho a la privacidad

Ayer escuché una de las peores entrevistas de mi vida, en el programa de la mañana de W Radio. Llamaron por teléfono a Francisco Santos, embajador de Colombia ante Estados Unidos ¿El motivo de la llamada? Una grabación de una conversación privada entre Santos y Claudia Blum.

Entre toda la mesa de trabajo de W Radio arrinconaron a Francisco Santos de manera grosera e irrespetuosa. Señalándolo y acusándolo cual jueces de la inquisición, porque en la conversación privada Santos opinaba sobre la gestión de varios funcionarios del gabinete Duque y sobre como marchan las cosas en Estados Unidos con la gestión de Trump.

Independientemente de que él sea el embajador, Francisco Santos como todo ser humano tiene una opinión respecto a todo lo que lo rodea y de las personas con las que se relaciona. Y está en su absoluto derecho a hablar y compartir su opinión en privado con quien desee.

Durante el programa María Isabel Rueda se enfrentó enérgicamente a Félix de Bedout, diciéndole que Pachito tiene derecho a sus opiniones personales. Y yo estoy totalmente de acuerdo, Francisco Santos puede ser el rey de los pendejos, pero tiene derecho a su privacidad y a tener su propio criterio. Y para rematar tiene razón, los ministros de Duque no sirven para nada.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: