Crece la participación política de las mujeres indígenas

Pese a que históricamente a las mujeres se les ha invisibilizado como sujetos políticos, la participación de la mujer indígena ha aumentado.

La investigadora Camila Sabogal Ardila, magíster en Estudios Políticos Latinoamericanos de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), estudió cómo se pueden entender los asuntos de género y los casos de violencia sexual, y señala que se enfocó en analizar cómo las mujeres producen incidencia política en el conflicto armado interno.

“Ellas, en sus apuestas políticas como mujeres, han sufrido daños sobre sus vidas que no se pueden comparar con los de ninguna otra población; aun así, las mujeres que entrevisté son fuertes y resistentes”.

En su investigación, trató de incluir además una perspectiva general para abordar las necesidades de la Colombia profunda, lo que se puede apreciar en las entrevistas que hizo como parte de su estudio.

En términos de sororidad (hermandad entre mujeres con respecto a las cuestiones sociales de género), una de las características que encontró es que entre ellas se genera reconocimiento y empatía con la situación de las otras. Y las lideresas son solidarias con los pueblos y animan a otras mujeres a salir adelante; entre ellas mismas se ayudan a posicionar políticamente.

Dentro del impacto del conflicto sobre las mujeres y lo que puede traer para que avancen políticamente, se resalta la particularidad de resistir de manera pacífica. “Por ejemplo, en la comunidad más alejada, los wounan en Chocó, las mujeres emprenden acciones a favor de ese sentido colectivo. Hay grupos armados y alto reclutamiento, entonces ellas emprenden la recuperación de sus hijos, y de manera pacífica buscan a los comandantes de la zona para que los devuelvan a la comunidad”, afirma la investigadora.

Así mismo, frente al impacto del conflicto armado tienen limitaciones para imponer sus demandas frente al Estado porque no cuentan con un apoyo para ser atendidas, y eso puede tener consecuencias a futuro.

Un ejemplo es el de Mercedes Tunubalá, o “Mamá Mercedes”, que en 2019 se convirtió en la primera mujer indígena en ser alcaldesa del municipio de Silvia. Ella es economista y ha tenido un importante proceso de preparación tanto político y académico como interno. “Que haya sido elegida quiere decir que tiene el respaldo del pueblo y que los hombres y las mujeres la reconocen como autoridad indígena, y que las mujeres tienen que demostrar que tienen la autoridad para liderar, señala la investigadora.

Al respecto, la magíster Ardila recalca que “el caso de Mercedes abre las puertas para transformar imaginario hacia aspectos como que más mujeres tengan este tipo de participación”.

El fortalecimiento político de las mujeres ha impactado a las comunidades gracias a una serie de demandas que han ayudado a generar espacios: acceso a educación, participación equitativa en el gobierno propio, promoción de espacios propios de las mujeres y acceso a la información.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: