Continuar con el “Siguiendo en el mundo de la economía” (III)

Se examina el mundo de la futura sociedad, como consecuencia de las posibles transformaciones que podrían operarse y la identificación de los posibles beneficiarios, consecuentemente.

Alfredo Oliveros. Egresado como Contador Público de: Universidad de la Rep. del Uruguay y Universidad de Buenos Aires (Argentina). Master en Economía Internacional de la Universidad de Belgrano (Argentina). Docente en Economía en distintas Universidades de América Latina. Contratado como asesor por distintos Gobiernos de América y asesor de distintos programas del BID (Banco Interamericano de Desarrollo)

Hace un par de columnas se mencionaron los aspectos sobre los cuales podrá comenzar a gestionarse la mayor influencia por parte de las nuevas sociedades, Eso será como consecuencia de acciones que se desarrollarán  durante los procesos de cambios, en un marco de 10 años.

Si seguimos un trabajo de Valería Perasso / (BBC Mundo12/10/16), titulado “El trabajo, Qué es la cuarta revolución industrial /y porqué debería preocuparnos”, encontramos aportes al respecto. Señala que si bien a finales del siglo XVII la revolución vino de la máquina de vapor, Esta vez, serán los robots integrados en sistemas ciberfísicos los responsables de una transformación radical, que cambiará el mundo tal como lo conocemos.

Los economistas le han puesto nombre “la cuarta revolución industrial”. Marcada por la convergencia de tecnologías, digitales físicas y biológicas,

Según el fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, el profesor Klaus Schwab, las tecnologías que impulsan estos cambios, como la aceleración exponencial de la informática que ha marcado esta fase, está infligiendo un cambio masivo en las industrias, profesiones e instituciones de larga data, incluidas las estructuras de gobierno.

Indicando el referido profesional, que las tecnologías que impulsan estos cambios (datos masivos, aprendizaje automático, cadena de bloques, Internet de las cosas, materiales avanzados, computación cuántica e impresión 3D) son complejas, esotéricas y profundamente disruptivas.  Agrega que  para los que operan  en esos sectores que se están rehaciendo debido a estas innovaciones, el ritmo puede sentirse  como si estuviéramos parados sobre piedras resbaladizas en medio de un río torrentoso, buscando una manera de cruzar.

Estos cambios tendrán lugar en todas las áreas, desde el trabajo rutinario en el taller hasta las tareas realizadas por profesionales como médicos, abogados y contadores. Las grandes empresas seguirán siendo derrotadas por strat-ups que comienzan con poco capital y pocos activos duros, pero con mucha experiencia técnica.

Los nuevos poderes del cambio, señala Valeria Perasso, vendrán de la mano de la ingeniería genérica y las neuro tecnologías, dos áreas que parecen crípticas y lejanas para el ciudadano de pie. Pero las repercusiones impactarán en cómo somos y nos relacionamos  hasta em los rincones más lejanos del planeta. La revolución afectará el mercado del empleo, el futuro del trabajo, la desigualdad en el ingreso y sus coletazos impactarán la seguridad geopolítica y los marcos éticos.

La próxima entrega trataremos de dar un vistazo por temas  de desarrollo actual

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: