Cobrar parqueo en vía pública mejoraría movilidad en Bogotá

Esta medida, que hace trámite en el Concejo Distrital, ordenaría los espacios de la calle en los que las personas pueden parquear, reduciría el caos urbano y garantizaría la seguridad de los vehículos.

Así lo considera Fernando Rojas, experto en movilidad para quien la regulación del parqueo en vía pública es un tema fundamental en Bogotá porque el estacionamiento en zonas prohibidas es cada más frecuente. Esto se debe al aumento en 32,3 % del parque automotor en los últimos cinco años, lo que genera problemas de movilidad y una agresión directa a los peatones por el uso inadecuado de los andenes.

Como se recuerda, la Comisión de Hacienda del Concejo de Bogotá aprobó el proyecto de Acuerdo que autoriza a la Administración Distrital a cobrar una tasa por el derecho a parquear sobre las vías públicas, cuyos excedentes económicos contribuirán al sostenimiento del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP).

Al respecto, José Stalin Rojas, director del Observatorio de Logística y Movilidad del Centro de Investigaciones para el Desarrollo, de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), ve con preocupación que el recaudo sea responsabilidad de operadores privados y que los trabajadores informales no sean incluidos en el proyecto.

En ese sentido, Fernando Rojas explicó que esta solicitud ya fue planteada a la Secretaría de Movilidad para que en el contrato de concesión se otorgue un puntaje a los operadores que incluyan a las personas que trabajan cuidando los carros en la calle.

En cuanto a la seguridad –uno de los aspectos que ha generado polémica–, el Distrito señaló que las zonas de estacionamiento en vía, que se ubicarán en el Centro, Usaquén, Chapinero, Suba, Kennedy y Teusaquillo, contarán con cámaras de seguridad, personal y seguro contra daño o hurto de llantas, vidrios y espejos, entre otros.

Las ZER en Medellín

Desde 1999 Medellín cuenta con el programa zonas de estacionamiento regulado (ZER), que nació para solucionar la problemática del parqueo tanto en espacio público como en las vías de la ciudad. Este proyecto fue operado durante ocho años por una empresa privada y actualmente está a cargo de la empresa Terminales de Transporte de Medellín SA.

El profesor Iván Sarmiento, director del Grupo de Investigación en Vías y Transporte de la Facultad de Minas de la U.N. Sede Medellín, afirmó que este programa “democratiza el espacio y promueve la rotación, porque al cobrarse un valor por hora superior al de los parqueaderos, se incentiva el uso rápido y necesario de las celdas”.

Según un estudio de la U.N. Sede Medellín, las calles en las que se pueden ubicar las ZER deben tener un ancho de 8,5 metros: 2,5 metros para ubicar las celdas y 6 metros hábiles para la circulación de vehículos. Cada año la ciudad recauda 2.000 millones de pesos por el uso de las 200.000 celdas que están en funcionamiento.

Según el docente, es indispensable hacer un estudio detallado de las vías que sean candidatas para ubicar zonas públicas de estacionamiento: “deben ser calles en las que la demanda de vehículos que quieren parquear supere su capacidad, para lo cual se necesitan estudios de rotación de demanda”, dijo.

En relación con la seguridad, Iván Sarmiento reconoció que “es una de las falencias del sistema”, pues los controladores tienen a cargo varias ZER, lo que les impide garantizar la seguridad de todos los vehículos.

En cuanto a la inclusión de los trabajadores informales, el director del Grupo de Investigación en Vías y Transporte señaló que este es un problema social complejo, porque no todas las personas que se valen de estos recursos de manera irregular aceptan ser incorporados en el programa.

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: