Bitches, beats, feminismo: Las mujeres conquistan el rap alemán

Por David Hutzler (dpa)

Sexismo, glorificación de la violencia y tipos pretenciosos en coches grandes: El hip hop alemán no necesariamente tiene fama de ser un referente de ideas feministas y de igualdad de género. Pero en los últimos tiempos un puñado de artistas logró destacar en ese mundo dominado por los hombres.

Juju, ex líder de SXTN, Haity, la favorita de los suplementos culturales, o Shirin David, la conquistadora de charts, están recorriendo el camino que allanaron artistas como Lady Bitch Ray. ¿Será que el hip hop por fin se aleja de la imagen provocativa masculina?

Reyhan Şahin ya había generado revuelo en 2007. Como Lady Bitch Ray fue una de las primeras mujeres del hip hop alemán que rapeaba explícitamente sobre sexo, apareció en varios talkshows y fue como un espejo crítico para el mundo de la testosterona.

También se apropió sin vacilar del concepto de «bitch» (puta), que muchos raperos suelen utilizar despectivamente. Hoy esta lingüista doctorada, que el 3 de julio cumplió 40 años, escribe libros sobre feminismo y se dedica a investigar el racismo.

«Hace 13 años era la única, por eso entonces fui objeto de mucho discurso de odio, acusaciones de puta, racismo y sexismo», recuerda Şahin.

Añade que le resulta difícil evaluar qué efecto tuvo ella en el rap alemán. Pero es consciente de que hoy en día hay una creciente cantidad de raperas, «felizmente también de aquellas que hablan de sexo o temas emancipatorios».

Una evolución que también observa la periodista especializada en hip hop Visa Vie. «Cuando empecé hace diez años, había quizá cinco mujeres que de alguna manera habían logrado hacerse visibles en este mundo», relata la especialista, que en realidad se llama Charlotte Mellahn. También siente un enorme respeto por Lady Bitch Ray: «En aquel entonces estaba sola sin ningún apoyo».

ARCHIVO – Nura (izq.) y Juju, integrantes del dúo de hip hop SXTN, en la alfombra roja delPRG Live Entertainment Award (PRG LEA), en Fráncfort en 2018. Foto: Andreas Arnold/dpa

Mellahn recuerda que ya antes había habido mujeres con éxito en el hip hop como Sabrina Setlur o Schwesta Ewa. Pero «el verdadero ‘fuck you’ en relación a todos esos pensamientos sexistas» llegó recién en 2015 con el dúo SXTN.

«De repente llegaron esas dos mujeres y dijeron: ‘Me tiro a tu madre sin pene’. Y todos pensaban: ‘Wow, ¿esto está ocurriendo?'». Después de eso, muchas más mujeres se atrevieron a hablar de gozar de la vida en su música.

En 2019 con «Supersize» de Shirin David por primera vez un disco en solitario de una rapera alemana llegaba al número 1 de los charts. En la portada, la YouTuber de 25 años se exhibe desnuda delante de una piscina. ¿O sea que al final siguen funcionando solo los lugares comunes sexistas?

La ex rapera gangsta Şahin critica la imagen de las mujeres que transmiten algunas de las artistas. Subraya que así sólo se fortalecen las estructuras sexistas y patriarcales. «Lamentablemente no todas las que toman por asalto los charts de hip hop alemanes son feministas».

Pero Shirin David se ve a sí misma como feminista, a su manera. Ya antes de la publicación del disco escribió en Instagram: «¿El derecho a exhibir el propio cuerpo como una quiera no es uno de los aspectos por los que lucharon incontables generaciones de mujeres?».

ARCHIVO – La rapera alemana Sookee en un recital en el Southside Festival de 2019. Foto: Christoph Schmidt/dpa

Más allá de estos debates, con el tiempo se destacaron también algunas raperas a las que el tema les da relativamente lo mismo. «Soy rapera. ¿Qué quieren que haga?», dice, por ejemplo, Haiyti.

En 2018, ganó el premio Echo de la crítica. En su nuevo disco «Sui Sui», que se publicó el 3 de julio, rima desenfadada sobre potentes beats de trap y conscientemente deja de lado la cuestión de género.

De todas maneras, el hip hop en Alemania aún está bastante alejado de una nueva normalidad. En diciembre, por ejemplo, la rapera Sookee tiró la toalla desilusionada. En un post de Facebook, escribió: «El feminismo se volvió un negocio».

También en opinión de Reyhan Şahin alias Lady Bitch Ray las estructuras dominadas por los hombres no desaparecieron del rap.

Charlotte Mellahn alias Visa Vie se enfrenta con frecuencia a comentarios sexistas. Pero, en comparación a antes, asegura, hay cada vez más personas que se solidarizan con ella. «Se volvió más seguro, más relajado y más soportable ser mujer en este mundo del rap», afirma.

dpa

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: