Acusan a 27 neonazis de homicidio y crímenes de odio en Portugal

La Fiscalía portuguesa ha presentado cargos de homicidio calificado, crímenes de odio y discriminación racial, religiosa o sexual contra 27 de los 37 individuos investigados por pertenecer al grupo neonazi Portugal Hammer Skins (PHS).

Los sospechosos serían responsables de agresiones contra 18 negros, musulmanes, homosexuales y comunistas en algunos casos casi hasta la muerte, según la investigación de la Unidad Nacional Antiterrorista de la Policía Judicial lusa, que realizó las 37 detenciones en 2016. Todos fueron puestos en libertad por el tribunal de instrucción, informa el periódico portugués ‘Diário de Notícias’.

Por ello están acusados de homicidio en grado de tentativa, ofensa a la integridad física calificada, posesión de armas de fuego ilegales, injurias, amenazas y asociación criminal, entre otros delitos.

Entre los acusados hay un funcionario de prisiones que agredió a un militante comunista hasta dejarlo casi muerto y que padece secuelas neurológicas de por vida.

Cinco de los detenidos estaban implicados en el asesinato del caboverdiano Alcindo Monteiro en 1995 y otros seis están señalados en otra operación contra grupos neonazis desarrollada en 2007 en Portugal.

La acusación señala que durante cinco años (2013-2017) los neonazis desarrollaron una estrategia para generar un clima de miedo y perturbación del orden público contra las víctimas, escogidas por su pertenencia a minorías. «Si no hubo más Alcindos Monteiros ha sido por pura suerte», ha apuntado una fuente judicial. La intimidación funcionó y algunas de las víctimas estuvieron a punto de negarse a declarar por miedo a nuevos ataques.

El pliego refleja una estructura altamente jerarquizada y estructurada y destaca que la mayor parte de las agresiones eran perpetradas por candidatos a ingresar en PHS en supuestos «rituales de iniciación».

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: