Aceptar la tristeza es fundamental en el duelo, pero no sentir culpa o enfado

Logroño, 13 abr (EFE – Rebeca Palacios).- Aceptar la tristeza es fundamental para afrontar el duelo por la muerte de un ser querido, pero este proceso emocional no debe ir acompañado de culpa o enfado, ha asegurado a Efe la psicóloga Paula Álvarez Merino.

Esta profesora del Máster de Neuropsicología y Educación de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) ha considerado que, al enfrentarse a una pérdida, hay que sentir tristeza, que «se acaba pasando» con el tiempo, aunque hay que dejar atrás las emociones que «impiden avanzar».

Ha explicado que el duelo es una reacción natural que forma parte de la gestión inteligente de las emociones de las personas, ya que enfrentarse a la muerte es «la experiencia más devastadora» que puede sufrir el ser humano.

A su juicio, la muerte de un ser querido podría considerarse una herida traumática que no aparece en el plano fisiológico, pero sí en el psicológico.

«Cualquier herida, si se cuida adecuadamente, después se recupera esa zona afectada, en el ámbito psicológico quedan secuelas si no se pasa la fase de duelo», ha recalcado.

Muchas personas, cuando una situación les causa dolor, ejercen un «bloqueo emocional» y actúan como si no pasara nada, de modo que ha calculado que entre un 10 y un 20 por ciento de la población española habitualmente no supera ese duelo de forma natural.

Ese duelo denominado «patológico» impide a algunas personas recuperar el funcionamiento normal de su vida y provoca la aparición de trastornos de conducta, cognitivos y afectivos, ha asegurado.

Esta psicóloga ha constatado que, antes del COVID-19, muchas personas han tenido que afrontar un duelo sin haber podido despedirse de su ser querido o sin ni siquiera verlo, debido a los fallecimientos inesperados en accidentes de tráfico o las desapariciones.

Cuando pasen las medidas restrictivas impuestas por el estado de alarma, habrá que «programar actos especiales» para despedirse de los fallecidos cuando se pueda, «porque el duelo puede esperar», ha asegurado.

Para afrontar la pérdida de un familiar, Álvarez Merino ha recomendado no centrar todos los recuerdos en sus últimos días, «porque se pierde la perspectiva de toda una vida».

Por «circunstancias ajenas» a ellos, no han podido acompañar a su familiar en el hospital en sus últimos momentos, por lo que ha aconsejado utilizar fotos, música u objetos que recuerden los momentos vividos con esa persona.

«Estamos aislados en casa, pero no estamos solos», ha subrayado, por lo ha considerado muy importante en el proceso de duelo «escuchar la voz de otros seres humanos, tener conversaciones largas con otros familiares, amigos y personas de confianza, porque puede aliviar mucho».

Expresar los sentimientos y combatir la tristeza ayuda a mucho a pasar el duelo, ha insistido, de modo que ha abogado por entender las emociones que se sienten en esta etapa.

A su juicio, «en este proceso ayuda mucho escribir, lo que sea, cartas de despedida o un diario, para entender mejor las propias emociones y saber manejarlas, algo a lo que el ser humano no está muy acostumbrado». EFE

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: