A Alec Baldwin le dijeron que el arma era segura antes del fatal accidente

El arma entregada al actor y productor estadounidense Alec Baldwin fue declarada segura por el director asistente de producción antes del incidente en el que anteayer mató de un disparo a la directora de fotografía Halyna Hutchins e hirió al director Joel Souza en el rodaje del western «Rust», en el estado norteamericano de Nuevo México.

Así consta en una declaración jurada presentada por la Oficina del Sheriff del condado de Santa Fe obtenida por varios medios de Estados Unidos, entre ellos el diario The New York Times.

Según este documento, el asistente de dirección gritó «cold gun» («revólver frío») en el set, lo que significa que el arma de utilería era segura y no contenía municiones verdaderas.

Pese a ello, durante un ensayo, alrededor de las 15.30 de Nuevo México del jueves, Baldwin apretó el gatillo e hirió mortalmente a Hutchins en el pecho y a Souza en el hombro, quienes fueron trasladados de urgencia a un centro médico.

Hutchins falleció y el realizador de la película quedó fuera de peligro y recibió el alta horas más tarde.

En la misma declaración jurada consta que el asistente de dirección que entregó el revólver a Baldwin «no sabía que había munición real en el arma».

La documentación forma parte del expediente a disposición de un tribunal de Santa Fe, que se suma a un pedido de allanar al rancho Bonanza Creek donde se llevaba a cabo el rodaje.

Los investigadores trabajaban en las últimas horas sobre el arma del crimen en busca de evidencia biológica que pueda detectar qué otras personas pudieron haberla manipulado. También revisaban todo el metraje que pudiera haber quedado grabado en las cámaras de la película.

En la investigación constan además las denuncias emanadas desde la Alianza Internacional de Empleados de Escenarios Teatrales (Iatse) que denunciaron que el arma que mató a Hutchins e hirió a Souza contenía una munición real y resaltaron que el equipo que cubrió los departamentos de utilería, decoración y efectos especiales en Nuevo México no era del sindicato.

Hasta el momento no se han presentado cargos por el incidente. Por su parte, en una serie de tuits publicados ayer, Baldwin expresó: «No hay palabras para transmitir mi conmoción y tristeza por el trágico accidente que se cobró la vida de Halyna Hutchins, esposa, madre y colega nuestra profundamente admirada. Estoy cooperando plenamente con la investigación policial para conocer cómo ocurrió esta tragedia».

Y agregó: «Estoy en contacto con su esposo ofreciéndole mi apoyo a él y a su familia. Mi corazón está roto por su esposo, su hijo y todos los que la conocieron y amaron».

Cuéntanos lo que piensas

A %d blogueros les gusta esto: